13 de junio de 2011
7_grande

A los huevos de los piojos los llaman liendres. El piojo hembra pone entre 50 y 300 huevos, más o menos unas 10 al día. Las liendres están hechas de una sustancia pegajosa e insoluble en agua, por lo que resulta dificíl su eliminación. La liendre se abre al cabo de 7 a 10 días y las larvas maduran en un par de semanas. Se alojan muy cerca del cuero cabelludo.

Existe      un grupo de sustancias capaces de matar a los piojos de forma efectiva. No son cosméticos, sino auténticos medicamentos, motivo por el que las normas de utilización deben ser respetadas al máximo. Después del tratamiento hay que eliminar cuidadosamente los liendres y piojos muertos,  mediante un escrupuloso lavado del pelo y la utilización de peines especiales o liendreras, que tiene una separación mínima entre dientes.
Peinar diariamente con una lendrera de púas metálicas largas y finas durante dos semanas ayuda a  eliminar los huevos.

No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos.