5 de junio de 2011

Aunque existen algunas medidas para prevenir la infestación de piojos, la mejor de todas ellas es armarse de paciencia y realizar revisiones periódicas del cuero cabelludo. Si además nos encontramos en un ámbito en el que existan proliferan estos insectos, la necesidad se hace mayor para evitar la infestación o, en su caso, poder deshacernos de los piojos de una manera más rápida y eficaz.

A continuación os ofrecemos algunos consejos útiles:

  • Humedecer el cabello y utilizar un acondicionador para que el cabello esté desenredado.
  • Situarnos en un lugar en el que dispongamos de una buena iluminación, pues los piojos no miden más 3 milímetros y puede ser complicado visualizarlos.
  • Armarnos de paciencia para revisar, meticulosamente, mechón a mechón, el cabello.
  • Podemos ayudarnos de una lendrera (peine de metal con púas muy finas y muy juntas en el que quedan atrapadas las liendres o piojos) en la revisión de cada mechón.
  • Si utilizamos lendrera o cualquier otro tipo de peine es importante sumergirlos después en agua hirviendo durante un minuto (para matar cualquier liendre o piojo que haya podido quedar en ellos y que no hayamos visto).

Por último, si durante este proceso de inspección se capturan piojos adultos o ninfas no confíe en matarlos aplastándolos con los dedos, ya que su estructura les permite resistir. Deshágase de ellos con un pañuelo o toalla de papel.